Articulo escrito por nuestra colaboradora Maria Palanca

Ahora que viene Semana Santa, y son unos días de vacaciones, descanso, salidas… Son también momentos para disfrutar sin dejar de lado la epilepsia. Quería aprovechar para recordar algunos consejos importantes antes de estas fiestas.

Aprovechar el buen tiempo para hacer ejercicio al aire libre, montar en bicicleta, salir a pasear al campo o a la playa, siempre y cuando (sobre todo si tenéis crisis frecuentes), acompañados de otra persona para que en caso de que ocurra una crisis puedan ayudaros.

Si vais a viajar, sobre todo con maletas que tengáis que facturar o perder de vista en algún momento, llevar la medicación con vosotros junto con un informe médico para evitar problemas en fronteras o aduanas. ¡Pensar que si se os pierde la maleta os quedáis sin medicación! También es un buen hábito acostumbrarse a llevar una toma de 24 horas completa por posibles imprevistos que surjan, como una comida no planificada o una cena, que no os pille sin medicación u os obligue a renunciar a planes apetecibles por no llevarla con vosotros. Un pequeño pastillero apenas ocupa espacio en un bolso o bolsillo y os permitirá disfrutar de planes improvisados.

Recordar que es importante respetar el sueño. Si salís por la noche porque quedéis con amigos o familiares, intentad no acostaros muy tarde y recuperar horas de sueño al día siguiente. En la medida de lo posible, que estas salidas nocturnas sean planificadas para que os permitan hacer una siesta previa.

Y por último, recordar siempre que el consumo de alcohol y drogas es totalmente incompatible con la epilepsia y con la vida en general.

Saludos y felices Pascuas a todos.

MJN-SERAS
Conoce en todo momento y lugar tu riesgo de crisis de epilepsia.

Dejar un Comentario